¿Qué regalar en Navidad y por qué? II

Si en la primera parte de este post hablábamos de cómo tomarnos la tarea de regalar, qué hacer y por qué hacerlo, en esta parte voy a compartir algunas buenas ideas, unas más yogis que otras, que estoy segura pueden gustar mucho.

El lunes me propuse hacer un listado de cosas que pueden alegrarle a uno la temporada y, claro, tuve que simplificar, en realidad se me ocurrieron millones de ideas que no podía incluir en el post porque se volvería eterno. Así las cosas se quedaron fuera de la lista: ropa deportiva y el mat de yoga (sí, lo siento), cosméticos, cursos y talleres, tablets y demás cositas tecnológicas, etc. Básicamente me centré en algunos accesorios y ropa de yoga, libros y un par de cositas que siempre vienen bien y siempre queda bien regalar.

¡Empecemos!

YOGA

Dentro de los regalitos yogis que podemos hacer o hacernos vamos a empezar por la ropa de yoga. Como te imaginarás, la ropa de yoga es especialmente cómoda y transpirable, así que es perfecta para viajar, pasear o estar en casa (además de practicar yoga, claro). Dependiendo de tu presupuesto puedes optar por conjuntos de Decathlon o de otras marcas más comprometidas con la causa.

Como he tenido la oportunidad de probar la marca Shambhala Barcelona, me voy a permitir recomendarte su nueva colección con estampados de ramas y hojas exóticas, que además de ser preciosa, es muy completa. Tiene turbantes, camisetas, tops, leggins, chaquetas, en fin, ¡de todo!

A mi en particular me ha gustado mucho mi mono Shukra (en la imagen), me parece cómodo y fresquito y, como ya dije en una ocasión: se adapta perfectamente a la forma del cuerpo y sus costuras no molestan.

Otro detalle que puedes tener con una persona espiritual, que practique yoga o que se sienta interesada por la consciencia y demás historias de las que hablo habitualmente por aquí, es un japa mala. Un mala es un rosario que se utiliza en el budismo e hinduismo para rezar, tiene 108 cuentas que corresponden con las 108 deidades y se utiliza pasando suavemente de cuenta a cuenta con los dedos mientras se recitan mantras u otros textos sagrados.

¡Pero antes de que te asustes y pienses que eso no lo va a usar nadie! Permíteme explicarte que un mala no tiene porque usarse de ese modo (yo por lo menos no lo hago), basta con dotarle de sentido espiritual, creer en ello y llevarlo con consciencia (así es como yo lo hago). Tengo algunos malas muy bonitos, pero sin duda el que más me gusta es el que me regaló mi profesora de yoga este mes de octubre, casualmente es el más simple, menos llamativo y opulento, pero cuando un regalo se hace con consciencia llega al alma, ¡y ahí se queda!

En este caso te recomiendo echarle un ojo a la web de Mukhas, sus malas son de gemas naturales y de colores muy llamativos. Además tienen una colección de colgantes y pulseras de plata preciosa, son muy originales y libre de componentes alérgicos como el niquel.

NOTA: si estabas pensando en regalar uno de mis libros, pásate por la web de Mukhas para ver los packs de libro + mala, es una colaboración que hemos hecho como Edición Especial y podría ser un regalo muy bonito y lleno de intención.

Por último, en el apartado yogi, no puede faltar un yoga wheel. Si practicas yoga, o la persona a la que quieres regalarle algo lo hace, sabréis que no hay muchas marcas en España que se hayan lanzado a la fabricación de este accesorio, es un complemento muy original y trae grandes beneficios (sobre todo para los que trabajamos sentados frente a un PC).

Es perfecto también para personas que van al gimnasio o que hacen pilates, y también es muy recomendable para cualquiera que no haga nada, pero que se queje a menudo de dolores de espalda. Unos minutos al día estirando con un yoga wheel puede relajar y liberar mucha tensión de lumbares, dorsal y cervicales. Pásate por la web de Sukha para leer acerca de los beneficios y ver algunas fotos o videos sobre la forma en que se utiliza.

En los tres casos anteriores se trata de marcas creadas por personas que están emprendiendo, que se han arriesgado a salirse del sistema economista-juridico-arquitectónico (por nombrar alguna de las profesiones) y que están buscando el modo de trabajar en algo que les gusta y que tiene como objetivo cubrir las nuevas necesidades de la sociedad.

LIBROS

Aquí me voy a extender menos, ¡quédate con los que creas que te pueden interesar y toma nota de los enlaces!

  • “Esto no estaba en mi libro de Historia de España” de Francisco García del Junco, lo tienes en Amazon por 17,05 euros. Se trata de un libro que narra varias historias que la cultura general ha decidido dejar al margen, es muy fácil de leer y muy divertido; ¡muy recomendable para alguien que le guste la historia, geografia, etc!
  • “La asertividad” de Olga Castanyer, puedes comprarlo aquí por 7,00 euros. Se trata de un libro quizás un poco intenso, sobre todo si el lector no está familiarizado con el texto de autoayuda o de contenido teoríco psicológico. No obstante, tiene partes muy amenas, ejercicios para realizar y muchos ejemplos que realmente ayudan a observarse y mejorarse.
  • “Los cuatro acuerdos” de Miguel Ruiz, nada puedo decir que no haya dicho ya. Es simplemente fantástico. Su precio gira en torno a los 10 euros y puedes encontrarlo tanto en El jardin del libro como en Amazon, por ejemplo.
  • “Nudos mentales” de Bernardo Stamateas, es simplemente perfecto. Se lee muy bien, está lleno de anécdotas, fábulas, chistes, etc, que hacen de la autoayuda una lectura divertida y sencilla de asimilar. Está en Amazon por 14,25 euros. 100% recomendado.

  • Spiritual Time y Spiritual Mandala, como son míos no te voy a dar mucho la lata, ya sabes que son un diario espiritual y un libro de colorear, respectivamente. Están disponibles en Amazon, en Carlin de la calle Reina Mercedes en Madrid y en Zentro Urban Yoga de Madrid y Barcelona.

OTRAS COSITAS

Y por último, he seleccionado tres de mis imprescindibles. Son cosas básicas, de todo rango de precios y con lo que sabes que, siendo una mujer espiritual, ¡es imposible fallar! Se trata de una agenda, un bolso y unas cartas de los ángeles, ¿cómo lo ves?

Voy a dar por supuesto que tienes que regalarle algo a una mujer de entre 20 y 55 años que, no sabes muy bien por qué, cada día se preocupa más de su bienestar, del medioambiente, de cómo se siente, de su consciencia, su espiritualidad y su conexión consigo misma. ¿Cómo sabes que te encuentras en esta situación? ¡Muy fácil! Porque se trata de una mujer que habla a menudo de su paz interior o de lo a gusto que se siente en soledad analizando lo feliz que es o lo mal que lo está pasando en el trabajo, quizás sea una mama desesperada por conseguir tiempo para ella, por pintarse las uñas o poder dormir una siesta con tranquilidad. A lo mejor es una mujer jubilada, que tiene tiempo pero que ya no se preocupa de sí y tú sabes que le puede hacer bien uno de las ideas que te he dado: un mala, un diario espiritual, quizás un turbante para que se vea diferente, un libro de colorear, etc.

Pues bien, ahora van tres cosas que, además de todas las anteriores, son perfectas para una mujer de estos perfiles:

Agenda de 2017. Son pocas las mujeres hoy día que no necesitan una agenda, ¡o al menos que no le venga bien tener una! Dependiendo del número de tareas que hace a lo largo del día puede ser más o menos necesaria, esta claro, no es lo mismo una mujer trabaja en una oficina dónde tiene todas sus tareas en el PC, que una mujer que trabaja en su casa y tiene miles de gestiones diarias por hacer, por no decir de una mujer que no se dedica profesionalmente a nada pero que, cada día, hace cosas como discutir con Telefónica, comprar, llevar y recoger cosas de la tintorería, gestionar la agenda de médicos de toda la familia, etc. Una agenda es un must, hazme caso.

Antes de lanzarte a la piscina y comprarla, pregúntale cómo le gustan las agendas. A lo mejor es que yo soy muy exquisita, pero creo que es muy importante saber si prefiere de anillas o encuadernado cosido, si la quiere por días o semana vista, si le resulta mejor que sea A5 o A6, no sé ¡lo típico! Recuerda que es un cuaderno que va a tener que manejar cada día, si le resulta incómodo no hemos hecho bien nuestro trabajo.

Cartas de los Ángeles. Trata de no pensar de manera esotérica, tener unas cartas de los ángeles resulta muy bonito y muy útil cuando se tiene un momento de soledad y se quiere ver qué te tiene preparada tu energía. No importa si crees en los ángeles o en la suerte, la realidad es que va a salir una carta con un mensaje y tú puedes dedicarte a pensar sobre ello. ¡Me fascina!

Mis cartas las compré en El jardin del libro, una tienda que me gusta mucho y que, además, tiene un límite para gastos de envío gratis muy bajito, creo recordar que era de 20 euros. Son estas: Sanando con los ángeles de Doreen Virtue.

Ni que decir tiene que, si además, la persona a la que le tienes que regalar cree en Dios, es espiritual o cree en los ángeles, antepasados, fantasmas o energía vital (llamémoslo de cualquier forma), ¡es un regalo perfecto!

Bolso mediano de colgar de Bimba y Lola. No puedo dejar pasar la oportunidad de recomendar los bolsos de tela de esta marca, comecé a comprarlos por tratar de evitar al máximo la piel de animal, pero es que al margen de eso, han resultado ser bolsos muy cómodos, son clásicos pero a la vez no, se pueden lavar en la lavadora, hay miles de modelos y distintos colores y, lo mejor, ¡no ocupan nada cuando los guardas!

Es verdad que Bimba y Lola es una marca algo cara, pero merece la pena invertir en estos modelos de tela que te digo, básicamente porque duran muchísimo y no pasan fácilmente de moda. ¡Eso sí! Hay que comprar con cabeza, si optamos por uno azul clarito, probablemente nos cansemos y no amorticemos el dinero invertido. Puedes probar con negro, marron o incluso rojo. Son colores que se combinan muy bien y pegan con todo, el de la foto es de tamaño perfecto para la universidad o el trabajo, cabe un neceser pequeño, monedero, tablet, botella de agua, etc.

Sé que es una idea de regalo algo materialista, ¡pero me ha parecido la guinda perfecta para un post como este!

¡Y terminé!

Espero que te hayan gustado las ideas que te ofrezco, quizás algunas no son muy originales, ¡pero con ellas es muy fácil acertar! Si tienes alguna propuesta que crees que quedaría bien en esta lista, por favor, no dudes en comentarlo abajo y lo incluyo.

Muchísimas gracias por tu tiempo y, si te toca regalarle algo a una mujer espiritual, acuérdate de esto: regala algo útil, las cosas inútiles ya nos las compramos nosotras, ¡por desgracia!

Deja un comentario