Lectura recomendada: “Vegetarianos con ciencia”.

Share on FacebookPin on PinterestTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Menos de una semana me ha durado el libro Vegerarianos con ciencia de Lucía Martínez Argüelles (autora también del blog Dime qué comes), eso sí, a costa de no ir al gimnasio y trabajar más bien poco por las tardes; resulta ser que con el calor que ha estado haciendo en Madrid, leer y dormir parece ser la única actividad viable.

Es una obra imprescindible para una amplia variedad de personas: vegetarianos o veganos, personas que están pensando en adoptar estos tipos de alimentación y tienen miedo o dudas sobre cómo de aburrida o difícil será su vida, omnívoros que suelen sentirse inferiores o cuya consciencia les molesta de vez en cuando en relación con este tema, omnívoros que están más pendientes del plato del vegetariano de al lado que del filete que tienen en el suyo, profesionales actualizados, profesionales obsoletos y, el tipo de persona que más me gusta a mí, familiares de vegetarianos realmente preocupados por la salud de su hijo, hermana, esposa, padre, etc, porque ahora, de repente, son vegetarianos.

Victoria Lozada, mi nutricionista de referencia, me recomendó su lectura (¡tan incisivamente que me regalo el libro por mi cumpleaños!). Soy consciente de que ella es muy fan de los textos científicos argumentados con estudios y así me lo ha transmitido a mí, de manera que yo, si no veo referencias, me tomo en serio la mitad; y de esa mitad que me tomo en serio, me creo la parte que ella me confirma ser cierta, estar demostrada o ser lógica. Cada uno actúa como quiere, pero me parece una forma muy inteligente de obrar en una materia de la que no sé prácticamente nada (y cada vez menos).

[En algún momento hace más de dos años, se me ocurrió la idea de cursar unos breves estudios de nutrición para darle un giro de 180º a mi carrera profesional y dedicarme a una materia que siempre me había gustado mucho, después de estudiar un Curso Superior de Nutrición Avanzada y un Curso Superior de Nutrición Deportiva me di cuenta de que no sabía absolutamente nada. Cero. Cuanto más avanzaba en los cursos más me demostraba a mí misma de que no habría manera de alcanzar en conocimientos y experiencia a una persona que ha cursado una carrera y vete tú a saber cuántos cursos posteriores, a menos que empezase desde cero estudiando un grado universitario. Lo cuento para que lo penséis dos veces antes de contratar a una persona que no está tan preparada como debiera.]

Al grano.

Hablemos del contenido.

Se trata de un texto completo, lleno de referencias, alusiones a autores y estudios de toda clase, y con una retórica exquisita, típico planteamiento de un trabajo de fin de máster o, ahora, también de fin de grado. Desglosa por temas, más que por capítulos, todos los puntos en los que debemos reparar cuando hablamos de nutrición.

Sí, nutrición, a secas. Pese a que el libro está orientado a la nutrición vegetariana y los consejos y preocupaciones van también en esa dirección, lo encuentro también muy útil para cualquier persona que se preocupa de su salud, ya que, como he dicho, trata punto por punto las cuestiones importantes.

WatercolorsCabeceraSe habla por ejemplo de los problemas (nulos) que puede traer una dieta vegetariana en relación a las proteínas, el hierro, la omega 3 y la B12 entre otras. De cómo prevenirlos y/o solucionarlos, y de por qué no debemos preocuparnos al respecto. También habla de los motivos por los cuales defiende la alimentación vegetariana/vegana y basada en productos locales (interesantísimo, por cierto), y da ideas sobre cómo elaborar menús veggies completos (nutricionalmente hablando) y muy variados.

Ahora bien, tengo algunas cosas que apuntar dependiendo del tipo de persona que seas:

  • Si eres profesional de la nutrición o medicina: te va a encantar porque vas a encontrar en el libro una conversación de igual a igual, podrás reafirmar conocimientos que ya tienes y encontrarás muchas referencias a las que acudir para tus investigaciones propias.
  • Si no eres profesional de nada de eso: puede que en algún momento te pierdas. Tratar de comprender y aprender todo lo que se expone es complicado, se utilizan unos conceptos con los que las personas de a pie no estamos familiarizados y, desde luego, comprender la metabolización de algunas sustancias es, por lo menos para mí, tarea imposible. La parte positiva es que al final de cada punto, se hace un resumen del tipo “lo que quiere decir que…” o “esto conlleva que…” y lo explica en castellano, por lo que entenderás cualquier párrafo en el que hayas desconectado.

Hablemos del estilo.

Tajante, cortante, seco e irónico en algunos casos, tanto es así que me ha arrancado unas cuantas carcajadas. Ocurre que cuando uno es vegetariano escucha muchas cosas a lo largo de sus días, entonces es imposible no sentirse identificado.

Si eres el omnívoro que está más pendiente del plato del vegetariano de al lado que de tu filete, probablemente te enfades en algún momento, pero ¡te recomiendo que te lo tomes con humor! De esta lectura podrás extraer la explicación de por qué algún vegetariano te ha salido más de una vez por peteneras.

Lucía es brillante, fin. Da la sensación de que sabe muchísimo más de lo que demuestra, pero tiene un don especial para apegarse al tema que le ocupa y no anda floreando con cuestiones que no van al caso.

Otra cosa, tiene párrafos en inglés. No necesitas saber inglés porque se encarga de resumir siempre y sin excepción cada extracto de estudios que coloca en ese idioma, pero lo cuento para que no pille de sorpresa (a mí me sorprendió, no sé si el publicó español está preparado para una modernidad de estas características).

Lo mejor.

Ya hemos dicho que se trata de un texto científico adaptado a la gente de a pie, con datos contrastados, claro, conciso, con consejos directos y con un humor negro envidiable, pero aquí viene lo que para mí ha sido lo mejor.

  • Se divide en subtemas, lo cual facilita sumamente su lectura y posterior consulta.
  • La autora es incisiva en los puntos que le resultan de suma importancia, así las cosas uno termina teniendo claro que el azúcar y los procesados deben quedar lo más lejos de nuestro plato posible.
  • Echa por tierra absolutamente todos los argumentos en contra del vegetarianismo basados en la salud. Todos. Y para el único que acepta como un handicap, la B12, tiene un contra argumento muy bueno sobre la suplementación.
  • Propone y aconseja alimentos fáciles de conseguir y baratos, se acabó gastar dinero en chía, nueces de macadamia y maca o chlorella.

En resumen.

No he querido adelantar muchos datos, ni frases épicas porque merece mucho la pena leerlo y os invito a que lo hagáis. Se lee rápido y fácilmente, mejor con bolígrafo y papel al lado. Me parece un muy buen libro para afianzar los conocimientos que nuestro nutricionista nos trata de transmitir, obviamente no sustituye un servicio profesional, pero es de mucha utilidad para encontrarle respuesta a los consejos que se nos vienen dados en nuestra dieta o plan nutricional.

100% recomendado. Buena lectura para la playa, el metro o en casa con un bloc de notas.

Si os interesa, ¡podéis comprarlo en El Jardín del Libro! Aquí.

Share on FacebookPin on PinterestTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

4 Replies to “Lectura recomendada: “Vegetarianos con ciencia”.”

  1. Tenía pendiente leer el post desde que vi tu publicación en Instagram esta mañana y no he podido pararme a ello hasta ahora!!
    Muchísimas gracias a ti por la exhaustiva y preciosa reseña y a Victoria por recomendártelo! además me ha servido para conocer tu blog 🙂

    Un abrazo y muchísimas gracias de nuevo!

    1. Spiritual Mood Spiritual Mood dice:

      ¡Gracias a ti por pasarte por aquí y tomarte tu tiempo en leerme! Y por supuesto muchas gracias por poner a disposición de todos datos tan útiles sobre nutrición, a menudo cometemos errores por simple ignorancia. ¡Un abrazo, Lucía!

  2. ¡Hola! Mi sobrino de 14 años está empezando con la dieta vegetariana y me gustaría regalarle algún libro para que pueda saber más sobre el tema. ¿Crees que este libro le resultará interesante o es demasiado para alguien de 14 años?

    Muchas gracias!

    1. Spiritual Mood Spiritual Mood dice:

      ¡Hola Sara! Bueno, creo que no hay mucha diferencia entre que lo lea un adolescente o un adulto que no sabe nada de nutrición. La lectura es muy amena y, aunque a veces los datos me han sobrepasado, ¡no hay nada que no se solucione con el resumen posterior! Le gustará mucho, es muy completo y seguro que se siente muy bien entendiendo sus requerimientos y cómo debe cubrirlos. ¡Saludos!

Deja un comentario