Coaching como proceso.

Share on FacebookPin on PinterestTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Si alguna vez has mostrado interés por el coaching quizás sea porque sientes que podrías estar dando mucho más de ti o podrías estar consiguiendo grandes metas si superases ciertas barreras, quizás te sientes estancada en tu vida personal o profesional y no conoces herramientas para el manejo de tus vivencias. ¡No te preocupes por nada! ¡Es normal! Y es un derecho que tenemos el sentirnos perdidos y sin rumbo de vez en cuando.

Los motivos que nos llevan a invertir en un proceso de coaching pueden ser muy diferentes dependiendo de la persona y del momento de su vida en el que se encuentre, un coach te acompaña en la tarea de descubrir qué quieres realmente en un determinado ámbito de tu vida y te ofrece todas las herramientas que están a su alcance para la consecución de tus objetivos.

img_0905

Constrúyete

Tipos de proceso de coaching según el ámbito en el que nos movemos.

En coaching se habla de Ejecutivo, Profesional y Personal, y como sus propios nombres indican trabajan, en ese orden, con directivos y altos cargos profesionales, personas en su entorno laboral, y personas en su lado más íntimo y en relación con las personas que les rodean. A continuación te ofrezco una breve descripción de los distintos ámbitos de tu vida que podrás trabajar conmigo muy pronto:

  • Coaching Profesional: hablamos de este tipo de proceso cuando nos está costando desenvolvernos en el ambiente laboral, se trata de trabajar tu relación con tu entorno laboral, compañeros, superiores o, incluso, con las propias tareas en sí. La desmotivación laboral en una de las peores cruces con las que carga un trabajador en activo; además, la toma de decisiones, el aprendizaje de técnicas de comunicación y de asertividad son, entre otras cosas, los aspectos en los que, como coach, podré ayudarte.
  • Coaching Personal: se trata de procesos en los que podrás aprender distintas formas de afrontar los vaivenes de tu día a día, trabajaríamos tu inteligencia emocional desde un punto de vista práctico, así como tu consciencia de ti, como persona, y del entorno que te rodea. En los procesos de coaching emocional opto por técnicas o vías como el mindfulness, meditaciones escritas y auto-registros. El coaching personal puede englobar procesos tan distintos como, por ejemplo, problemas de comunicación en una pareja, rencores o heridas del pasado, miedos que no nos dejan avanzar o, incluso, adquisión de nuevos hábitos nutricionales para hacer cambios en nuestro estilo de vida (comer más saludable, perder o ganar peso, etc).

Si has tratado de buscar en Google cuál es la diferencia entre un profesional y otro, y cuál de los dos se ajusta mejor a tus necesidades, es probable que hayas enloquecido. Hay muchas diferencias en el método que se utiliza en coaching y el método de un psicoterapeuta y, dependiendo de la web o el profesional que escriba el artículo, las diferencias serán descritas de un modo u otro para menospreciar al bando contrario.

Desde mi punto de vista, como coach y como paciente de terapia psicológica, tratar de justificar las ventajas de un servicio desde la comparación con otro totalmente distinto, no sólo no refleja una imagen fiel de la realidad, sino que es una profunda falta de respeto.

Para solventar tu duda, sin caer en el juego de otros sitios web, te ofrezco las definiciones de ambos conceptos para puedas sacar tu conclusión:

Psicología es la ciencia que estudia la mente humana y su conducta, trata de resolver los conflictos internos de la persona llegando a su origen y trabajando sobre él. Un psicólogo trabaja con sus pacientes y se hace especialmente necesario cuando el bloqueo o conflicto del individuo no le permite ser feliz, incluso ni en situaciones alejadas del problema concreto.

Coaching es, literalmente, el entrenamiento al que se somete una persona que, siendo consciente de su potencial, siente que puede mejorar en determinados aspectos para alcanzar sus metas personales o profesionales. Un coach trabaja mano a mano con su cliente, acompañándolo e involucrándose en el proceso. El coaching es recomendable cuando el individuo desea mejorar sus habilidades sociales o recursos de los que dispone para trabajar determinadas situaciones.

Desde mi punto de vista, no existe competencia alguna, son dos conceptos distintos y complementarios.

Una misma persona puede verse involucrada en un proceso de coaching y su coach puede aconsejarle acudir a terapia psicológica si observa algo concreto sobre lo que no van a poder trabajar con coaching y, por el contrario, un paciente de psicoterapia puede complementar o terminar su terapia con un proceso de coaching.

La conveniencia de una u otra rama dependerá de cuáles sean tus necesidades y cómo tú las percibas, ambas formas de entender y trabajar con el individuo tienen como objetivo mejorar su calidad de vida y su consciencia sobre sí mismo, déjate llevar por tu intuición y/o asesorar por un profesional, ¡es díficil equivocarse!

¿Y qué debo esperar de un proceso de coaching?

La idea con la que debes llegar a cada sesión es “esto lo hago por y para mi crecimiento personal” y la sensación con la que salgas dependerá del rumbo que tome la conversación, ¡es lógico! ¿No? Unos días se llora, otros se ríe, se aprende, se piensa, etc. Uno inicia un proceso de coaching para conocerse, comprenderse y desarrollarse.

incense-stick-405899_1920

La conexión entre tu coach y tú debe ser positiva para ti, debes percibirla como algo hermoso, como un canal de oferta-demanda de buenas energías y, definitivamente, debes confiar en él tanto como él en ti. La confianza debe ser plena para que te sientas con total libertad de contar todo lo que te vaya viniendo a la cabeza, si reservas información estás perdiendo la oportunidad de escucharla y razonarla junto con tu entrenador.

Es muy complicado confiar de ese modo en una persona, en muchas ocasiones tratamos de ocultar información a nuestros coach o terapeutas (e incluso a nuestros médicos) por vergüenza, culpa o quién sabe qué cantidad de emociones que no sabemos gestionar. Es normal que esto pase y no debes sentirte mal por ello, pero sería ideal que en el transcurso de las sesiones fueras sintiendo poco a poco esa confianza que te permita ir soltando información.

Además, los coach están sujetos al secreto profesional, por lo que puedes asumir que todo lo que cuentes será en beneficio propio y nunca saldrá de la reunión que hayas mantenido, a menos que tu coach quiera retomar un pensamiento o anecdota pasada para comprobar su utilidad en el momento presente. Tal y como me comentaba hace poco una muy buena amiga cuyo blog os invito a visitar, por cierto, a menos que el coach perciba un peligro inmenente en la vida de su cliente, éste no desvelará nada a otras personas; en caso contrario sí podría ponerse en contacto con un familiar o amigo para informar de su sospecha.

“La diferencia entre lo que eres y lo que quieres ser está en lo que haces.”

¡Te animo!

Deja que te anime a buscar más información sobre los beneficios que puede traer a tu vida un proceso de coaching, sobre todo si tú ya eres consciente de que no estás sacando todo tu potencial por ti misma, sea personal o profesional.

Te animo a que te informes sobre nuestros principios y filosofia, tarifas, honorarios, cómo trabajan otros coach. ¡Cuanto más informada estés, mejor te entregarás a tu proceso de la mano de tu coach!

¡Y por último!

En este post, mitad descripción de mis servicios como coach, mitad post sobre mi opinión personal sobre el coaching, no pueden faltar mis agradecimientos y aspiraciones.

Infinitas gracias a mi amiga Paulina, quién es y será inspiración en muchos de mis pasos personales y profesionales.

Infinitas gracias a todas las que de una manera u otra hacéis posible que, cada semana, mis artículos sean leídos y valorados.

E infinitas gracias a todas las que me permitan ser su coach y trabajar con ellas mano a mano en su superación y desarrollo personal.

¡Ya sabes! Si tienes dudas o cualquier consulta puedes dejar tu comentario aquí o mandarme un email utilizando el formulario de contacto. Muchísimas gracias por tu tiempo.

Namasté.

 

Share on FacebookPin on PinterestTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

2 Replies to “Coaching como proceso.”

  1. Me parec maravilloso que seas coach,eres una mujer que inspira, que transmite una buena energía increible así que te deseo lo mejor. Animo a todo el mundo a no conformarse, a buscar siempre la mejor version de uno mismo, y de su mundo. Mientras hay vida se puede cambiar lo que sea, siempre se está a tiempo. Namaste

    1. Spiritual Mood Spiritual Mood dice:

      ¡Gracias por tus palabras! ¡Espero que me vaya muy bien, pero lo que más espero es que tenga la fuerza y el acierto de trabajar mucho! Namaste

Deja un comentario