Autoconocimiento: el método SWAN

Share on FacebookPin on PinterestTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Breve apróximación al autoconocimiento a través del método SWAN, el diario espiritual y la práctica de los 18 ities.

El pasado septiembre recibí un email con la descripción de los tres talleres que se impartirían en mi escuela de yoga durante el último trimestre del año y, si bien los tres me llamaron mucho la atención, terminé por elegir dos de ellos. El primero fue de ayurveda, del cual no he escrito nada porque salí con la sensación de no saber nada, y el segundo del método SWAN, que tuvo lugar a mediados de diciembre y del que, todavía a fecha de hoy (dos de enero), me estoy recuperando.

[Desde el 2 de enero que comencé a escribir el post hasta hoy, día 12, he logrado recuperarme por completo.]

El taller venía de la mano de Yamila Estella, una mujer cuyas vibraciones iban mucho más allá de lo bueno o lo positivo, es una mujer tranquila que trasmite una profunda paz, preciosa con unos ojos azules penetrantes y una sonrisa agradecida. Quedé enamorada.

Después de un par de semanas emocionalmente muy intensas, con muchas dudas y muchos interrogantes, me he propuesto hoy redactar este post sobre el taller para compartir un breve resumen de sus contenidos (a lo mejor te animas a asisitir al taller, si tienes oportunidad), pero sobre todo para releer con atención mis notas, transcribir el material y tratar de interiorizar lo aprendido. Ya sabes que no es lo mismo la teoría que la práctica y si quiero comenzar a poner en práctica todo que aprendí en el taller, primero tendré que interiorizarlo.

La necesidad de saber.

En ocasiones no encontramos solución a nuestros problemas simple y llanamente porque no tenemos claras ciertas cuestiones antes de empezar a resolverlos. Hace una semanas comencé con la casi campaña “quién eres tú” y no recibí ni un solo mensaje o comentario de alguien que supiera decirme quién es, sin embargo sí recibí mensajes de personas que decían encontrarse perdidas, sin rumbo y sin identidad. Como parte de la acción consistió en explicar mis propias sensaciones, también recibí mensajes del tipo “yo estaba perdida, pero me encontré”, “no te preocupes, pronto verás la luz”, etc. Así que todo ello me llevó a pensar que en esto de la identidad hay dos tipos de personas: las que no saben quién son y las que todavía no saben que no lo saben.

Yamila Estella dijo muy claro nada más empezar el taller que Google Maps pide dos datos que le son imprescindibles para poder llevarte a dónde quieres: tu ubicación actual y la ubicación a la que quieres llegar. Creo que sobra cualquier explicación posible.

Para tener un camino libre de vueltas, o desvíos anormalmente largos, necesitamos saber algunas cosas:

  • ¿Quíen soy?
  • ¿Cómo soy?
  • ¿Dónde estoy?
  • ¿Dónde quiero llegar?
  • ¿Qué necesito cultivar?

En conjunto no son unas cuestiones muy difíciles, eso sí, suerte con la primera.

Además de esto, es conveniente tener en cuenta que en la vida nos dejamos llevar por nuestros fantasmas. Nuestras debilidades, malas experiencias, miedos e inseguridades nos dominan. Ellas deciden qué caminos tomamos o qué puertas cerramos, en ocasiones deseamos iniciar un proyecto o lanzarnos en paracaídas y no lo hacemos porque nuestros miedos deciden que no lo hagamos y esto es algo que debemos cambiar si queremos tomar las riendas de nuestra vida.

Escuchar a Yamila hablar de cómo el yoga busca convertirnos en el Señor de nuestra vida, domador de nuestras bestias, es una de las mejores cosas que me trajo diciembre.

El método SWAN.

Tres fueron las herramientas que Yamila nos ofreció para el autoconocimiento y el crecimiento personal, siendo la primera la que daba nombre al taller.

SWAN es el acrónimo de Strength, Weakness, Ambitions y Needs (fortalezas, debilidades, ambiciones/anhelos y necesidades) y, además, es cisne en inglés.

Me resulta hermoso pensar que un cisne es un animal que camina, nada y vuela, y que con el método SWAN se trata de lograr que nosotros también seamos todoterreno, libres de la fuerza de las debilidades y henchidos de fortalezas.

La idea es hacer una lista de nuestras fortalezas y debilidades, y nuestras necesidades y ambiciones, ¿parece fácil verdad? Bien, pues no lo es. Es tan difícil que te aconsejo que eches mano de un coach o una maestra como Yamila para que te guíe en el ejercicio. Somos jueces y víctimas de nosotros mismos, minimizamos las fortalezas maximizando las debilidades, ¡es asombroso!

[Si tienes enterés en que trabajemos juntos el método SWAN, en el apartado de coaching encontrarás información sobre las sesiones de coaching conmigo y forma de contacto. Además, tengo intención de preparar un taller de autoconocimiento en el que incluiré este método, ¡si te apetece conocer más no dejes de preguntarme!]

Bien, este método SWAN tiene por objetivo conocer con qué herramientas innatas contamos para alcanzar nuestros objetivos, qué debemos trabajar y qué objetivos tenemos realmente. Sobre esto último es importante tomar en cuenta que la distinción entre necesidades y ambiciones no siempre es fácil, y que dentro de estas ambiciones o anhelos hay muchas cosas que no son realmente lo que parecen: parece que es lo que queremos, pero en realidad no, o no en este momento.

El diario espiritual.

Debo confesar que lo que me llevó a interesarme por este taller fue este punto, como es lógico. Hasta el momento en que supe de la existencia de este taller, yo daba por hecho que el diario espiritual había sido una fantástica idea mía que debía dar a conocer para mejorar la calidad de vida de las personas; pero resulta ser que ya importantes swamis habían hablado de este tipo de diario a sus discípulos y hasta habían diseñado una batería de preguntas bastante extensa para que éstos lo completaran. Encontrar pues la frase ‘diario espiritual’ en un archivo pdf que no era mío, supuso una revelación divina: el diario espiritual ya existía y, no sólo se venía usando para la paz interior, sino también para el análisis del camino en busca de los objetivos. Fascinante.

Aunque Yamila relacionó directamente el diario espiritual con el método SWAN, para mí tiene más que ver con los 18 ities (siguiente punto) que con otra cosa, sin embargo, antes de entrar en ello no puedo dejar pasar la oportunidad de hablar del diario espiritual.

En cualquier sitio puedes encontrar referencias a los beneficios de tener un diario, en terapia psicológica, por otro lado, se utilizan los llamados ‘registros’ para sacar información que la persona tiene muy guardada e, incluso, también se aconseja escribir para el tratamiento de determinadas conductas o emociones que se quieren trabajar.

Siempre aconsejo tener Spiritual Time o destinar un cuaderno a modo de diario, o escribir de alguna forma, tengo mucha experiencia en esto de autotratar conflictos internos escribiendo y puedo dar fé de que funciona. Bueno, tengo un blog, ¿qué más puedo decir?

Los 18 Ities.

Es muy probable que dentro de un tiempo (largo) vuelva a escribir sobre este punto ya desde la experiencia, así que seré breve.

Estos 18 Ities son cualidades que uno debe trabajar durante 18 meses con el fin de alcanzar la pureza en su ser, la felicidad, la calma, sabiduría, tranquilidad, la aceptación, etc. Se llaman Ities porque todas estas cualidades terminan en -ity en inglés y son:

Se trabaja durante un año y medio porque hay que trabajar uno por mes, ¿cómo lo hacemos? Bueno, se trata de recordar todos los días que estamos trabajando una cualidad en concreto, de tal manera que cuando se produce una situación en la que la necesitamos, nos viene a la cabeza dicha cualidad y tiramos de ella.

Este mes de enero es mi inicio en este trabajo y me tocaba la Serenidad (tienes que trabajarlos en orden), quizás he cometido muchos errores para los pocos días que llevamos de enero, pero puedo asegurar que lo he tenido muy presente y, por cada vez que he fallado, han sido tres las veces que he logrado permanecer serena pese a las circunstancias.

Creo que quizás es un trabajo demasiado largo y que requiere mucha constancia para lo que estamos acostumbrados, pero no está de más intentarlo. Después de todo, el crecimiento personal es de uno y para uno mismo, ¡nadie más se beneficia tanto de sus ventajas!

Al terminar el taller…

Al salir del taller quedé con la sensación de necesitar al menos 15 días de vacaciones para entender lo que había escuchado, para interiorizar los conocimientos y para comprender que había sembrado en mí, pero como imaginarás no tuve esos 15 días de vacaciones, así que en lugar de eso tuve una quincena de dudas existenciales, preguntas imposibles de responder (en este momento), soluciones locas para cuestiones aún más locas, etc.

Por suerte, con el paso de los días, el repaso de las notas que tomé y la redacción de este post, al menos, tengo la cabeza en orden. Totalmente alocada, pero en orden.

Te invito a que investigues más sobre estos temas, si te han llamado la atención. De nuevo te propongo que trabajemos juntos en ello, si sientes esa llamada. Y, por último, te ruego dejes tu comentario si tienes alguna duda o curiosidad, ¡estaré encantada de resolver tus preguntas! ¡Si es que puedo, claro!

 

Share on FacebookPin on PinterestTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

18 Replies to “Autoconocimiento: el método SWAN”

  1. Valeria Bazzano dice: Responder

    Hola hermoso el post… Vengo trabajando hacer mucho con mi autoconocimiento, es verdad… Camino largo y sinuoso… Dias de revelaciones y de los otros… Lo que he descubierto es que durante mis 46 años he mirado mucho fuera y poco dentro de mi. Me interesa continuar con este trabajo. Gracias

    1. Spiritual Mood Spiritual Mood dice:

      Casualmente he publicado hoy en Instagram una reflexión sobre la corrección de nuestro rumbo. En tu camino espiritual encontrarás muchas piedras (culpa, rencores, odios, momentos de felicidad, etc), es importante que ames cada una de las piedras y las dejes libres. Te deseo lo mejor en tu camino Valeria. Un saludo!

  2. Excelente mensaje. Gracias

  3. Vanessa Guevara dice: Responder

    Me parece interesante, con haberte leído creo que también necesito días para investigar e interiorizar el método SWAN y los Ities. Tus post han sido trazos de luz en mi camino hacia la espíritualidad, debo decir que soy novata. Respecto al diario espíritual, yo tengo un cuaderno donde escribo lo más trascendental de mis días, desde los disgustos hasta mis ambiciones, esto lo hago desde los 13 años y actualmente tengo 23, ayuda mucho el tenerlo en especial para no perderme por mucho tiempo. Creo que es hora de empezar a preguntarme ¿quién soy?, a ver como me va. Abrazos fraternales desde El Salvador, C.A.

    1. Spiritual Mood Spiritual Mood dice:

      Este camino de la espiritualidad es precioso, apasionante y accidentado. Hay días en los que el materialismo y la vida diario nos impiden recordar que algo llamado espiritualidad existe y, sin embargo, hay otros días en que no podemos evitar ser conscientes de cómo respiramos, y cómo amamos, odiamos y vivimos. Me alegra mucho que lleves un diario desde hace tanto tiempo, déjame decirte que es un hábito muy sano. Y muchísima suerte con la pregunta ¿Quién soy? Yo todavía no he logrado responderla. ¡Saludos!

  4. Me ha gustado mucho esta entrada,hace un tiempo ya que vengo cambiando varias cosas en mi vida. Entre ellas,llevar un diario personal en el que escribo varias cosas: propósitos, experiencias, impresiones, etc y también tengo un blog. No sabía lo de los 18 itys me ha interesado mucho. Saludos desde Uruguay y gracias por compartir tu luz siempre.

    1. Spiritual Mood Spiritual Mood dice:

      Me alegra mucho que te haya gustado, no dejes de investigar un poco más sobre el tema si te apetece. The Eighteen Ities es algo desconocido, pero muy revelador, desde mi punto de vista. Saludos!

  5. Hola gracias por compartir este material.me sirvió mucho para continuar en este camino de autoconocerne cada día un poco más….

    1. Spiritual Mood Spiritual Mood dice:

      Gracias a ti, Silvia. Un saludo.

  6. Gracias por este post, me gustó mucho la idea de los ities…voy a investigar más sobre esto.

    1. Spiritual Mood Spiritual Mood dice:

      Es muy interesante, este mes de enero yo estoy con la serenidad y es muy bonito ver como trabaja. No solo porque he conseguido mantener la serenidad en momentos de tensión, sino que me he dado cuenta de que soy una persona habitualmente serena ¡y me encanta! Yo no he leído el libro de Swami Sivananda, pero si lo lees, no dejes de contarme qué te ha parecido. ¡Saludos!

  7. Excelente post, me encanta porque cada día que te leo obtengo conocimientos nuevos, me enriqueces tanto… Eres la luz en esos días que parece que nada tiene sentido gracias!!!! Muy interesante,!!!

    1. Spiritual Mood Spiritual Mood dice:

      Eva, tú siempre tan atenta y tan gentilmente bella. ¡Gracias por tus comentarios!

  8. Mil graciasss, comencé a seguirte en instagram hace unos días y me encanta todo lo que compartes …
    Creo que estoy en ese punto de duda de identidad ,y has llegado a mi vida como un soplo de aire fresco.
    Graciasss de nuevo por compartir tu experiencia y por invitarnos a leer ,a reflexionar ,a pensar sobre todos estos aspectos de nuestra vida que pasan desapercibidos a diario y son tan esenciales .

    1. Spiritual Mood Spiritual Mood dice:

      Me alegra muchísimo servirte de ayuda, espero y deseo que mi trabajo te entretenga y te inspire. Gracias a ti por dejar tu comentario con palabras tan bellas para mí. ¡Un abrazo!

  9. Wow!!! Uff, ya me siento abrumada por la info que nos has dado, porque me parece tan útil, tan maravillosa…es como el extremo del hilo del que tirar, para conocerme más, para aumentar mi espiritualidad y para ser mejor!! Gracias, gracias!
    Y por supuesto, quiero saber más del método Swan y los Itíes, aunque así de primeras, la serenidad para mí es un reto vital
    Mil besos
    Namaste.

  10. …por casualidad he caído en tu post… gracias por tan hermosas palabras y tan buena explicación…. sólo aportaría que el método SWAN es obra de Swami Niranjanananda Saraswati (un auténtico cisne!)
    Tal vez la respuesta a ¿Quien soy yo? Sea simplemente: SOY 😉
    Abraz-ommm fuerte.

    1. Spiritual Mood Spiritual Mood dice:

      ¡Yamila! Pues ilusión es poco, ¡jamás pensé que llegarías a leer ese post!
      Tienes toda la razón, pasé por alto mencionar a Swami Niranjanananda Saraswati, ¡te pido disculpas!
      Esa respuesta a veces llega y a veces no, es un camino realmente bello a decir verdad.
      ¡Un abrazo muy fuerte!

Deja un comentario