10 Cosas que he aprendido de Juego de Tronos

Share on FacebookPin on PinterestTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

En medio del festejo, la ilusión y el nerviosismo que estamos viviendo todos los amantes de Game of Thrones, no he podido evitar dejarme llevar por esta avalancha de poder, espadas y dragones, y sentarme a escribir un post que, a mi juicio, ha resultado ser la mar de interesante (ya me cuentas al final si a ti también te lo parece).

Y es que no sólo he intercambiado mensajes del tipo “¿Ya lo has visto?”, “¡Qué brutal!”, “¡Me encantó esto! ¡Y me encantó aquello! ¡Y no entendí por qué ocurrió tal cosa!”, “¿Viste como miró a mengano?” y un larguísimo etcétera, créeme; sino que además he visto todo tipo de contenido relacionado con la serie, desde «3 Tips de fotografía que podemos aprender de Juego de Tronos», de la bellísima Bonnie RZM, hasta lecciones sobre sexo, tendencia de peinados y muestrario de tipos de liderazgo tomando como ejemplo personajes de la serie.

Esta serie es mucho más que una serie y, quién la ha visto, lo sabe.

Visto lo visto, e inspirada por Bonnie, he cogido mi cuaderno y me he propuesto hacer un repaso de las reflexiones en las que he caído desde que comencé a ver todo el entramado que se sucede en los Siete Reinos, hace ahora tres años. ¡Y no ha sido nada fácil! Tomando en cuenta la maratón inicial que tuve que darme para ponerme al día y que son ya tres vueltas al sol de Game of Thrones sin anotar mis pensamientos (básicamente porque jamás se me habría ocurrido que terminaría escribiendo sobre esto), ¡no sería de extrañar que se me hayan olvidado más de la mitad de las reflexiones! ¡Y eso que han salido diez!

Aviso: no encontrarás ni un sólo spoiler, me he limitado a poner los nombres claves, de manera que quién haya visto la serie entenderá de donde extraje la conclusión y, quien no la haya visto, no tendrá detalles del argumento.

¡Comencemos!

1. El dolor y el sufrimiento nos hace más fuertes.

Siempre y cuando sepamos experimentar, aprender y soltar las experiencias dolorosas, claro. La diferencia entre las personas que crecen espiritualmente y las que no lo hacen está única y exclusivamente en su capacidad de observación y en la consciencia con la que cuentan en el momento en que la vida decide ponerles la prueba.

[Sansa]

2. Ser un líder tiene más que ver con la bondad que con la tiranía, aunque pudiera parecer al contrario.

La clave de esta reflexión radica en darle una vuelta a la palabra líder y al significado de liderazgo. «En la vida real son los malos los que tienen el poder» me dijo mi marido ayer rebatiendo esta segunda reflexión, mi respuesta fue: «¿Acaso son líderes todos los que tienen el poder?»

[John Snow]

3. En lo que a objetivos se refiere, lo mejor es fijar uno y concentrar toda nuestra energía en él.

Solemos fijarnos un objetivo y distraernos con millones de caramelos y pasatiempos que la vida nos pone cerca para medir nuestra determinación. En ocasiones cuando el objetivo es muy importante para nosotros, logramos elaborar también un Plan B y un Plan C por si el A falla. ¿Crees que esa dispersión de energía beneficia a la consecución de tu objetivo?

[Arya]

4. Resulta vital autoconocerse y saber explotar las habilidades propias.

Todos contamos con fortalezas y debilidades, dones con los que nacemos o habilidades que desarrollamos a lo largo de la vida. Conocerse y conocer con qué herramientas contamos para transitar estos caminos del Señor es fundamental para que el caminar no se complique más de la cuenta. ¿Quieres emprender pero no sabes cómo? ¿Quieres superar una experiencia dolorosa? ¿Quieres atravesar tu situación actual con iluminación? ¡Conócete!

[Tyrion]

5. Comunicación, inteligencia y asertividad para la resolución de conflictos.

La seguridad en nosotros mismos no solo sirve para poder vestirnos de una forma u otra, resulta ser que tiene relación directa con la forma en que nos comportamos y nos comunicamos. Saber empatizar con los demás, conocer sus necesidades (y tenerlas en cuenta), actuar de forma inteligente y, sobre todo, ser asertivo, resulta fundamental para resolver cualquier tipo de conflicto: laboral, de pareja, con un vecino, un amigo, la suegra, etc.

[Petyr Baelish -Little Finger-, Tyrion (of course) y Varys]

6. Nuestra sexualidad es algo natural y es importante aceptarla para un correcto desarrollo de la persona.

El respeto y el amor hacia la propia sexualidad resulta básico para la evolución de una persona. No existe libertad real si nos dejamos apresar por la culpa, el miedo o la vergüenza. ¡Y no sólo hablo de la aceptación de género u orientación! Que obviamente es importantísimo, sino también de esos bloqueos que la cultura y las religiones se empeñan en generarnos.

[Yara, Loras y Daenerys, por ejemplo]

7. Mientras nos mueva el dinero o el poder no habrá espacio para el amor.

Hace poco leí una bellísima metáfora en el libro El silencio es mi alimento, de Vicente Moreno, y creo recordar que él, a su vez, se refería a Paramahansa Yogananda, aunque no estoy segura. Hablaba de un cuenco vacío que las personas espirituales tenemos en nuestro interior y que debemos aprender a llenar.

Me tomo el atrevimiento de ir más allá: todos tenemos ese cuenco vacío, la única diferencia entre las personas espirituales y las que no lo son, es que el cuenco de las segundas permanece permanentemente lleno de cosas materiales sin dejar espacio para su nutrición espiritual.

[Cersei]

8. Las trenzas siempre son una buena opción.

Obvio que esto no tiene nada que ver con coaching, pero tenía que decirlo. Peinarse con trenzas me resulta mágico y tribal, me inspira fortaleza, determinación y templanza. Tendría que hacer un amplio análisis de cómo he llegado a relacionar las trenzas con estos aspectos, pero sin duda saldría una bella reflexión. Me casé con un recogido de trenzas, no te digo más.

[Daenerys]

9. Existe un equilibrio aterrador entre la Ley del Karma y la máxima «el bueno siempre pierde».

Es contradictorio creer a la vez en el Karma y además pensar que los malos siempre ganan, sin embargo, en la serie se nos enseña que existe un equilibrio perfecto entre ambos mecanismos. Espiritualmente hablando te diré que el malo nunca gana porque por mucho poder que tenga, muy vivo que quede al final de la película o muy millonario que haya llegado a ser, los vacíos que genera su propia energía no llegan a ser llenados nunca, ni con poder, ni con dinero, ni con su propia vida.

[Joffrey y Ned]

10. No importa cuánto tiempo lleves preparándote para el invierno, cuando llegue te vas a cagar del frío igual.

Prepararse para los posibles inconvenientes o situaciones que la vida nos puede poner delante está muy bien, pero siempre deberemos hacer el ejercicio de aceptar que esa preparación ni cubre todas las posibles necesidades, ni evita que la vida envista con tu fuerza habitual.

[Winter is coming]

Si te gusta Game of Thrones y estás viendo o has visto la serie, te habrás dado cuenta de que muchos personajes encajan en varias de las reflexiones, he intentado nombrar al que me resulta más significativo, pero no me cabe la menor duda de que podrás observar estas lecciones, enseñanzas o conclusiones en muchos de ellos.

¡Y esto ha sido todo! Si has llegado hasta aquí quiero agradecerte la paciencia y el tiempo que me has dedicado, ¡no importa si has leído en diagonal! Muchísimas gracias de verdad, por pasar este rato conmigo en mi blog, espero de corazón que te haya gustado esta lectura que he tratado hacer de la forma más amena posible.

 

Share on FacebookPin on PinterestTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

4 Replies to “10 Cosas que he aprendido de Juego de Tronos”

  1. Muy bueno, jeje, me encantaron tus reflexiones. Es verdad que mucha parte del encanto de la serie es ese equilibrio entre la suerte de los buenos y los malos. La temporada promete, jeje. A ver cómo acaba esto, pero esperemos que les madure el karma a los buenos 🙂

    1. Spiritual Mood Spiritual Mood dice:

      ¡Muchas gracias! Sí, ¡sí promete! En efecto, el equilibrio es lo que le pone la guinda a la serie, ¡y a la vida! ¡Un abrazo!

  2. Como siempre, súper acertada con tus reflexiones, són cosas que sabemos, pero no aplicamos y leerlas te hace dar cuenta de como desperdiciamos nuestro tiempo. Me encantó

    1. Spiritual Mood Spiritual Mood dice:

      ¡Gracias! Exacto, todos sabemos todo esto, lo que ocurre es que solemos saberlo para los demás. Cuando toca analizarse a uno mismo, solemos fallar irremediablemente. ¡Un saludo!

Deja un comentario